Galicia de Pesca: Cañas para la pesca de la lubina en invierno.

Galicia de Pesca. Mar espumado de invierno.

Hoy en día hay una amplia gama de cañas para la pesca de la lubina. Tanto físicamente en las tiendas de pesca, que hoy en día están regentadas la mayoría de ellas por muy buenos profesionales como on line, podemos ver la oferta que hace cada una de ellas -dependiendo de la marca con que trabaje- y si se desconoce o se duda en algo al respecto, nos podrán aconsejar según sus conocimientos y experiencias.

Lo normal en muchos casos, es que cada uno de nosotros ya haya dado una batida por la red viendo y comparando tanto cañas, acciones del señuelo y de la caña, materiales, anillas, por tramos o telescópica, número de tramos, peso, longitudes, terminaciones en general, opiniones y cómo no … el precio. En la costa gallega lo habitual es que las medidas de las cañas para pescar lubinas en invierno o en días con mar agitado, superen los 3 m … 3,30 m, 3,50 m, 3,60 m, 3,90 m e incluso 4,20 m.

La longitud de la caña va a depender en gran medida además de todos estos factores señalados anteriormente, de las zonas donde vayamos a lanzar nuestros señuelos y evidentemente, no toda la costa tiene las mismas características … ya que las zonas en las que no hay altura, o sí, o que no requieren salvar bajos que tenemos en la rompiente, o las zonas con canales o arenosas como las playas, no requieren las mismas medidas de las cañas. Además, anatómicamente no todos somos iguales ni tenemos la misma edad, con lo que la comodidad del lance o lo que es lo mismo, la complexión del cuerpo y el largo del brazo pueden provocar situaciones más o menos incómodas a la hora de pescar que pueden causarnos un cansancio innecesario, una contractura o incluso una lesión con el paso de las jornadas de pesca.

Con todo ello, nuestras preferencias, gustos o caprichos marcarán aquellos detalles que cada uno valorará y pondrá en primer lugar a la hora de definir la elección de la caña.

También habría que tener en cuenta su versatilidad, es decir, no todo el mundo entre los que me incluyo, puede permitirse comprar 5 ó 6 cañas de una cierta calidad para según qué escenario e igual conviene centrar bien la elección porque como muy bien sabemos, supone una importante inversión en nuestro equipo de pesca, pero no la única.

Hace muchos años, cuando me inicié en la técnica de varear … hoy en día spinning … seguí el consejo de mi mentor y maestro comprando mi primera caña por expresa indicación suya, una Browning de 3,60 m Special Carp de 3 libras y dos tramos, muy ligera … posteriormente la bauticé como ¨la pescadora¨. Las zonas donde íbamos requería de esa longitud y estaba contentísimo de su comportamiento, tanto en el lance como cuando tenía un buen robalo al otro extremo del trenzado. De hecho como todo tiene una vida útil limitada, cuando intenté hacerme con otra igual, ya que se habían dejado de fabricar hacía varios años.

Actualmente dispongo de dos medidas de cañas para el invierno o para cuando hay mar fuerte y espumado … una de 3,30 m 12-65 gr y otra de 3,50 m 20-80 gr, ambas en dos tramos y con acción de punta. Como ya es conocido por todos, la acción de punta facilita conseguir grandes distancias en el lance en función del señuelo utilizado. Estas medidas me permiten por las características de la costa donde voy a pescar, lanzar señuelos -minnows, vinilos y chivos- de diferentes pesos a buenas distancias sin problema.

Galicia de Pesca. Acción de cañas para spinning.

Bien es cierto que dependiendo de las características del tramo de costa donde vayamos a pescar y de los señuelos que utilicemos, las medidas de las cañas más adecuadas para cada caso variarán, con la tendencia de aumentar la longitud cuando se usen señuelos pesados -chivos por ejemplo- con mar fuerte.

El mantenimiento de las cañas … es importante, o al menos para mí. Limpiar con cuidado con un trapo húmedo los tramos y anillas, dejarlo secar y posteriormente lubricarlo todo con otro trapo que no suelte hilo y una mínima cantidad de vaselina inodora extendiéndola convenientemente, dejándolo así unas horas para volver a pasarle otro paño seco con sumo cuidado retirando cualquier posible resto de vaselina … es algo que vengo realizando desde hace muchos años. Y también pero con más asiduidad, casi cada vez que vengo de pescar, el pulverizar levemente las anillas con un spray de silicona, me ayuda a mantener la caña en condiciones óptimas.

Un saludo a todos y ¡Hasta la próxima salitrada!.

Juan C. Lorenzo.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *