Galicia de Pesca: La influencia de los colores de los señuelos en la pesca de la lubina desde la costa gallega


Cuando decidimos adquirir un señuelo nuevo, cuando consultamos los expositores de las tiendas o los catálogos en la red, o simplemente cuando vamos a pescar sin más, hay quien sostiene que la elección del color del señuelo es lo más importante y definitivo … otros, es posible que no lo vean tanto y se fijen más en la elección del peso y tamaño del mismo. Por añadidura a todos estos detalles, también influye la fama que le pueda acompañar a un señuelo con un determinado color por las experiencias o comentarios de otros pescadores al respecto. Para ser realista, posiblemente en este último grupo nos encontremos de una u otra manera la mayoría de todos nosotros, los pescadores de lubina con señuelos artificiales.
Si partimos del concepto que todos sabemos, que además de escoger la marca del señuelo por sus características y calidad, el tamaño y el peso … presentamos en nuestra línea el mismo señuelo pero teóricamente con el color más apropiado y efectivo bajo ciertas condiciones de mar y de luz … aumentarán nuestras posibilidades de provocar el ataque de la lubina a dicho señuelo desde la costa.
Pero … al mismo tiempo quién no recuerda alguna experiencia vivida que nos dejó atónitos y confusos al comprobar que el color del señuelo elegido, no cumplió con nuestros criterios de selección ese día o que simplemente no tuvo ninguna influencia. ¿Qué ocurre entonces? … ¿Qué nos falló? … ¿Qué nos queda por saber o aprender al respecto? … ¿Será cierta la fama de caprichosa que le precede a la lubina?.
También debemos conocer y tener en cuenta unos conceptos que a continuación se exponen, para enriquecer nuestros criterios de selección si cabe, y en aras de mejorar nuestras jornadas de pesca.
Debemos saber qué sucede cuando la luz del día incide en el agua. La luz que vemos del sol no es blanca sino que está formada en conjunto, por una serie de colores denominado “espectro visible”.
Los colores del espectro se disipan a diferentes profundidades de acuerdo con el color del agua y las partículas suspendidas en la misma, es decir, dependiendo de la claridad o no del mar. También y como consecuencia de ello, debemos saber que el agua modifica por tanto, la visibilidad de determinados colores conforme aumenta la profundidad … con lo que no todos los colores son igual de visibles a diferentes profundidades.
Según el gráfico adjunto del espectro:Observamos que a cierta profundidad las lubinas verán los señuelos del mismo color, siendo igual de provocadores o no para ellas, cualquiera de los colores de nuestros señuelos. El primer color que desaparece en el agua es el rojo y el último el azul, y aparentemente, esto parece indicarnos y a modo de resumen, que para pescar en superficie, los colores rojizos o anaranjados fuertes son los más adecuados y efectivos. Y que cuando se pesca a más profundidad, los más idóneos son los azules … independientemente de todos los estudios físicos y científicos que se pudiesen aportar al tema, y que por supuesto no valoraremos.
Ahora bien, MI OPINIÓN matiza esta conclusión y va enfocada por otro camino … a saber … teniendo en cuenta que la mayoría de los minnows que utilizamos no bajan a más de 1,20-1,50 m, yendo muchos de ellos casi a 50-80 cm de la superficie … amén de los paseantes y poppers que sí van en superficie … ¿Qué podemos hacer?.
Particularmente, y después de muchos años de ver, oír y experimentar, MIS CONCLUSIONES son las siguientes: Para determinar cuales son los colores más efectivos en los señuelos artificiales, para la pesca de la lubina desde el pedrero, establezco una división de la jornada de pesca en función de la hora y por tanto de la luz existente … amanecer, día, anochecer y noche … además del estado propio de las aguas en cuanto a oscuras o claras, así como siendo de día, también el estado del cielo en cuanto a si está despejado o nuboso-oscuro.
NOCHE Y AMANECER: Siempre llego al pedrero de noche para coger como mínimo el momento en el que se ven las primeras sombras sobre él. Aquí tengo básicamente tres opciones: para mí el fundamental el amarillo, con alguna variante en el conjunto del señuelo como por ejemplo lomo amarillo y laterales blancos, plata o dorado y la barriga blanca o con una línea naranja sobre ella -el que más utilizo- … otro color que uso y alterno con el amarillo totalmente de noche, es un señuelo blanco o blanco nácar y por último, si aún es totalmente de noche y el mar está muy calmado uso uno oscuro o negro -es el color menos transparente y que mejor presenta su silueta frente a un cielo oscuro-.
DÍA: Si ya amaneció y aunque el cielo esté despejado o cubierto … si hay un oleaje que provoca espuma en mayor o menor medida, -siempre y cuando el mar no esté necesariamente para chivo- continúo con el amarillo y lo alterno con otros con tonos anaranjados.
También de día y con aguas claras pero espumosas por el oleaje, sigo con colores amarillos y anaranjados siempre, aún con sol y cielo despejado, probando algunos lances con alguno azul o verde claros.
Si por el contrario, las aguas están claras pero sin espuma y el cielo oscuro, busco provocar el ataque con tonos algo más oscuros … marrones, verdosos y morados. En iguales situaciones pero con el cielo despejado, los colores naturales son para mí los más apropiados, azules claros, marrones claros, verdes claros o color arena.
Si al amanecer, las aguas están poco o nada espumosas y además claras, utilizo colores naturales en cuanto ya se ve el minnow, colores marrones claros, verdosos claros, azules claros y color arena -con todas las variantes que tenga … y me refiero por ejemplo, al azul claro o verdoso también imitando a la caballa-.
Básicamente y en general, la mayoría casi seguimos los mismos criterios de selección de colores, buscando una base de contraste que sea atractivo y provoque el ataque de la lubina. Está claro que cada sitio de pesca, por sus peculiaridades en cuanto a corrientes, fondos y orografía poseen unas características casi propias, pero en esencia, esta clasificación puede servir como referencia para algún pescador que se inicie, o no tenga muy claro aún estos conceptos.
Un saludo a todos y !Hasta la próxima salitrada¡
Juan C. lorenzo

1 comentario
  1. Jorge
    Jorge Dice:

    Hola Juan … Pues estoy totalmente de acuerdo contigo en el uso de colores…mucha gente piensa que las lubinas ven los colores como nosotros,pero no es cierto ven tonos mas o menos claros … una amplia gama de grises pero se guian mas por el movimiento y vibraciones en el agua, con su linea lateral que funciona como un radar … un saludo

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *